REVÍSATE. CONOCE TU SITUACIÓN.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se contagian de una persona a otra. Son muy comunes y a veces la gente las tiene sin ningún síntoma. La mejor manera de protegerte a ti mismo y a tu pareja es practicar el sexo seguro y utilizar protección.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Abrir todo

¿QUÉ IMPLICA HACERSE LA PRUEBA?

No es raro que la gente no sepa cómo funcionan las pruebas de ETS. A través de Access Granted, las pruebas de ETS son fáciles, gratuitas y confidenciales. Tu proveedor de atención médica determinará el tipo de prueba que necesitas y la prueba también dependerá de si te estás haciendo la prueba para una ETS específica o no. Repasemos algunos detalles y métodos de prueba.

  • Muestra de orina: Si puedes orinar en un vaso, puedes averiguar si tienes una ETS. Tu proveedor de atención médica utilizará esta muestra para determinar si tienes clamidia o gonorrea. La recolección de una muestra de orina es la prueba estándar de ETS que se recomienda y a veces puede ser lo único que tengas que hacer.
  • Muestra de sangre: No te asustes, no es tan aterrador como crees. La mayoría de las veces se trata de un simple pinchazo en el dedo para recolectar una muestra. Los análisis de sangre pueden verificar la presencia de sífilis, herpes y VIH.
  • Muestra de secreción, tejido, célula o fluido oral: Tu proveedor de atención médica utilizará un hisopo para recoger muestras que se enviarán para analizar en el laboratorio.
  • Examen físico: Tu proveedor de atención médica trabajará contigo en la evaluación adecuada de las pruebas. Si alguna vez te has sometido a un examen pélvico, no es muy diferente.

¿DE QUÉ ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL ME DEBO HACER PRUEBAS?

Las ETS tienen todo tipo de formas y tamaños y se presentan con diferentes síntomas. No existe una prueba exhaustiva que te diga qué ETS tienes. Tu proveedor de atención médica determinará a qué pruebas de enfermedades de transmisión sexual debes someterte en función de tu actividad sexual y tus inquietudes. Es importante que seas completamente abierto y honesto con tu proveedor de atención médica sobre tu historial sexual y cualquier inquietud.

Debes saber que algunas ETS son lo suficientemente comunes como para que tu proveedor de atención médica te recomiende que te sometas a pruebas de detección con regularidad, ¡sin juzgarte! Si te preocupa que puedas tener una ETS, no hay nadie mejor para hablar que con tu proveedor de atención médica. Este está obligado a mantener la privacidad de tus datos y solo revelarán tus resultados a tus padres si le das permiso.

Es importante que abogues por ti cuando acudas a una consulta de salud sexual; si no te sientes seguro y respetado, tienes derecho a buscar otro proveedor de atención médica. También puedes pedirle que te guíe a través del proceso para que sepas qué esperar. La mayoría de los proveedores de atención médica quieren que tengas una visita positiva y edificante en la que te sientas visto, escuchado y respetado.

¿DÓNDE ME HAGO LAS PRUEBAS?

Hay varios lugares de toda el área metropolitana de Omaha donde puedes recibir pruebas de ETS fáciles, gratuitas y completamente confidenciales. Dependiendo del lugar en el que te atiendas, puedes recibir tratamiento en ese mismo lugar. Encuentra un centro de pruebas cerca de ti. O sigue desplazándote hacia abajo.

¿QUIÉN SABRÁ QUE ME HE HECHO LA PRUEBA?

Bien, este es el trato:hacerte las pruebas de ETS es completamente confidencial. La única persona que conocerá tus resultados es tu proveedor de atención médica y este está obligado por ley a no revelar tu información personal. Dicho esto, los departamentos de salud de tu estado o ciudad podrían solicitar información a tu proveedor de atención médica para poder hacer un mejor seguimiento de los brotes o tendencias, pero hay leyes que les impiden compartir los resultados de tus pruebas con tu familia, amigos o empleador.

Sin embargo, debes tener en cuenta que si usas tu seguro médico para pagar las pruebas, puede haber otras personas de tu plan que tengan acceso a los resultados de tus pruebas. Solo tienes que ser consciente de quién puede tener ya acceso a tu información antes de someterte a las pruebas. Habla con tu proveedor de atención médica si tienes dudas al respecto. Si eres menor de 18 años, puede que te preocupe que el médico se lo diga a tus padres. Si ese es el caso, hay muchos centros de pruebas en los que se pueden hacer pruebas confidenciales sin el permiso de los padres. No tienen por qué saber que has acudido a una clínica y tu proveedor de atención médica nunca se pondrá en contacto con ellos a menos que tú lo permitas. Sólo asegúrate de preguntar a tu proveedor de atención médica sobre sus políticas de privacidad. ¿Te llamarán a casa o al celular? ¿Enviarán los resultados por correo a tu casa? Cada centro es diferente, pero todos ellos entenderán tus inquietudes. No tengas miedo de preguntar. Nunca te juzgarán.

¿CUÁNTO CUESTA HACERSE LA PRUEBA?

Las pruebas hechas por nuestros colaboradores médicos locales a través de Access Granted son gratuitas.

¿QUÉ PASA SI SOY POSITIVO?

Respira. No eres la primera persona que tiene una ETS y todas son manejables. Casi la mitad de los jóvenes tendrán una ETS para cuando tengan 25 años. Las personas con ETS son capaces de mantener relaciones sexuales placenteras y seguras. Recuerda que la mayoría de las ETS son tratables e incluso curables. Cada ETS es diferente, pero la medicina moderna ha avanzado hasta el punto en el que hay varias formas de tratarlas.

Utilicemos la clamidia como ejemplo. Si el resultado es positivo, se te recetará un antibiótico, el mismo medicamento que recibirías si tuvieras una infección de los senos nasales. Esto curará tu caso de clamidia, pero es importante que sigas el tratamiento recomendado por tu proveedor de atención médica. Las ETS existen desde hace tanto tiempo que hay un método probado para tratarlas. Cuanto mejor sigas las indicaciones de tu médico, más fácil será el tratamiento de la ETS. Sigue tomando el medicamento hasta que se acabe, aunque los síntomas hayan desaparecido. No es por asustarte ni nada por el estilo, pero aunque te cures de la clamidia, puedes volver a contraerla si tienes relaciones sexuales con alguien que la tenga. Por eso es importante que tus parejas sexuales se sometan a una prueba y a un tratamiento antes de volver a tener relaciones sexuales con ellas.

¿Pero qué pasa con el herpes? Buena pregunta. También existen medicamentos para tratar los síntomas del herpes y prevenir futuros brotes o minimizar su gravedad, así como para reducir el riesgo de contagio a otras personas. Aproximadamente uno de cada seis adultos tiene herpes genital en Estados Unidos y todos llevan una vida normal y saludable. Hay miles de personas con la misma afección y no hay nada de qué avergonzarse.

¿CÓMO LE DIGO A MI PAREJA QUE TENGO UNA ETS?

La comunicación abierta y honesta es clave en toda relación. Decirle a tu pareja que tienes una ETS puede ser un reto. Pero escucha y escucha con atención. La conversación no se trata solo de ti. Si tienes una ETS, tu pareja podría tener la misma ETS si es que no la ha contraído ya de ti. Tu pareja debe saberlo para que pueda hacerse la prueba y evitar el contagio en el futuro. No solo te afecta a ti, sino que toda la gente contrae una ETS de otra persona.

Si necesitas practicar cómo decírselo a tu pareja, no dudes en pedirle a tu proveedor de atención médica que escuche. Ya ha visto esta situación en innumerables ocasiones. Puede aconsejarte y guiar tus palabras de forma que ayuden a tu pareja a entender mejor las circunstancias. Busca un espejo, tu diario, un amigo personal en el que confíes infinitamente, lo que necesites para ayudarte a abrir una línea de comunicación con tu pareja. Recuerda que debes apoyar a tu pareja. Puede que le resulte difícil escuchar esto, pero decírselo es lo correcto.

Prevención 101

1. Abstinencia

La definición de abstinencia es cuando no se tienen relaciones sexuales, concretamente pensando en las principales actividades que pueden provocar embarazos o ITS como el sexo vaginal, oral y anal. Hay personas de todas las edades que son abstinentes por diferentes razones en diferentes etapas de su vida y eso está bien. Pero ten en cuenta que algunos tipos de relaciones sexuales pueden transmitir ETS si hay contacto genital piel con piel o si los fluidos sexuales de tu pareja entran en tus genitales o en tu boca.

2. Utilizar condones

Si la abstinencia no es realista para ti, no pasa nada. El uso de condones puede evitar que tú y tus parejas se contagien de una ETS. De hecho, cuando se utilizan de forma correcta y sistemática, son una forma muy eficaz de evitar el paso de una infección.

La buena noticia es que los condones son gratuitos en más de 160 lugares.